¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?

 

Aristóteles dijo que la naturaleza, que no hace nada en vano, ha dotado al hombre de lenguaje. El ser humano no está preparado para conocer y habitar la realidad sin ayuda, y necesita el lenguaje para cubrir las deficiencias de la limitada e insuficiente experiencia personal, ” al igual que el médico necesita el método científico para cubrir las deficiencias de su ” mirada limitada”.

Galileo ve en la escritura “el sello de todas las grandes invenciones humanas”, pues, “por encima de todos los inventos magníficos, una inteligencia eminente imaginó un modo de comunicar sus recónditos pensamientos a cualquier otra persona, aunque estuviera separada por una inmensa distancia de espacio o de tiempo.

Pero no sólo es importante la comunicación verbal. La comunicación no verbal aporta elementos fundamentales para e entender el mensaje y las acciones de los demás  No sólo los hombres nos comunicamos sino que los animales también se comunican. Las abejas comunes ; cuando una obrera vuelve a la colmena cargada de néctar y polen ejecuta una danza especial en la entrada. Con dicha danza comunica a las demás obreras la distancia y dirección a seguir para encontrar el sitio donde localizó su carga.

Chesterton afirma ” El hombre sabe que hay en el alma tintes más desconcertantes, más innumerables y más anónimos que una selva otoñal..Cree sin embargo que estos tintes, en todas sus fusiones y conversiones son representables con precisión por un mecanismo arbitrario de gruñidos y chillidos…” poniendo encima del tapete que existe una insuficiencia del lenguaje para agotar toda la expresión de la realidad….

No atender a todos los elementos de comunicación es perder información relevante en la consecución de nuestro objetivo para el paciente , que es mejora de su condiciones de salud de forma integral.

Las emociones son altamente funcionales para el sujeto ya que lo preparan biológicamente y lo predisponen para realizar las conductas más adecuadas ante las situaciones en que deben reaccionar (Plutchik, 1968). Una eficiente discriminación de estas tendencias a la acción especificadas por diferentes emociones, resulta central en la regulación de interacciones ya que permite ajustar la conducta en función de las posibles respuestas del otro (Izard, 1994).

Las emociones son estados complejos del organismo, respuestas globales en las que intervienen distintos componentes (Kolb, 2005):

 FISIOLÓGICOS: se trata de procesos involuntarios como el tono muscular, la respiración, secreciones hormonales, presión sanguínea, etc., que involucran cambios en la actividad del sistema nervioso central y autónomo, así como cambios neuroendocrinos y neuromoduladores.

 COGNITIVOS: Procesamiento de información, como decíamos antes, tanto a nivel consciente como inconsciente que influye explícita e implícitamente en nuestra cognición y en nuestra vivencia subjetiva de los acontecimientos.

 CONDUCTUALES: Expresiones faciales, movimientos corporales, tono de voz, volumen, ritmo, etc., que determinan conductas distintivas de especial utilidad comunicativa.

Al especificar un contexto (entrevista clínica) las emociones encontradas son diferentes ya sea porque las emociones básicas no ocurrirían frecuentemente en el curso de una conversación y/o los observadores interpretan las mismas expresiones faciales de una manera diferente.

El contexto se ha definido de acuerdo a la diferenciación de cuatro aspectos que se enumeran a continuación: el emisor, el estímulo elicitador de la emoción (estímulo emotógeno), la situación y el receptor. El emisor es una persona (estímulo) (el paciente) con características fijas (edad, género y rasgos físicos) que provee información. Los elicitadores son estímulos que provocan emociones en los emisores. La situación es el ambiente o el campo que contiene al emisor, al elicitador y a los receptores y puede a su vez ser caracterizado como el ajuste.. físico y ajuste social.
Por último, los receptores son personas que están expuesto y reciben información de los emisores, los elicitadores, las situaciones o cualquiera combinación de ellos.

Los receptores ( los médicos) son personas que están expuestas y reciben información de los emisores, los elicitadores, las situaciones o cualquiera combinación de ellos. Pero en la entrevista clínica la relación entre emisores y receptores es interactiva. En un ..ajuste.. interactivo el receptor no es un mero observador ya que interactúa positivamente con la información contextual…(Nakamura, Buck y Kenny, 1990).

En las consultas médicas ,el receptor no es un mero observador y ni tampoco el contexto. De ahí mi insistencia de la necesidad siempre un caso clínico de explicitar el contexto que a su vez determina o influye en las reacciones emocionales de los interlocutores .. ajuste físico y social.

En múltiples tratados se dice que la habilidad para identificar las expresiones faciales es un componente fundamental en la interacción personal y la conducta social. Es una habilidad que deberíamos adquirir aunque nos sea más dificultosa. El reconocimiento de determinados rasgos en un rostro sin embargo es una  habilidad que vemos clara cuando se trata signos físicos de enfermedad Ej facies corticoidea, parkinsoniana, tiroidea…

Con respecto a la investigación específica sobre la preponderancia de la conducta facial o del contexto situacional en el juicio de reconocimiento, los hallazgos permiten señalar que al menos cuando ambas fuentes de información van juntas y son coherentes, la actitud en el juicio de reconocimiento aumenta considerablemente respecto de cada una por separado (Wallbott, 1988).

Chóliz (1995) hace una síntesis de algunos de los factores que influyen en el reconocimiento, los cuales serían: El estado emocional del observador, el contexto, el aprendizaje y la experiencia previa, la imitación y el modelado, expectativas del observador, sesgos por las primeras impresiones y las diferencias individuales.

Hoy sabemos que los procesos cognitivos intervienen desde la entrada del estimulo hasta la respuesta, y dichos estímulos se valorar como EMOCIONALMENTE SIGNIFICATIVOS O NO, porque las emociones facilitan o sesgan procesos tan importantes en nuestro ejercicio profesional  como es la percepción, atención y la memoria.

No cabe decir mucho de la influencia de nuestro estado emocional en las consulta, he puesto muchos ejemplos en los casos clínicos.

El contexto como hemos ido refiriendo en los casos clínicos es un elemento esencial.

El aprendizaje en resumen decir:” de que significados hemos llenado nuestras cabecitas” .., de ahí la frase no se reconoce lo que no se sabe.

La experiencia previa ahora tan denostada.

Las expectativas del observador. El concepto previo de consulta normal, de urgencia..

El mecanismo que utiliza el receptor para reconocer emociones, es un proceso complejo.Adolphs (2002), señala que el proceso perceptivo puede activar la ejecución de tareas que requieren hacer un juicio de reconocimiento solo a partir de propiedades físicas del estímulo, como por ejemplo, la habilidad para discriminar entre dos rostros que se presentan simultáneamente. El reconocimiento, en cambio, requiere de información adicional que no está disponible en los estímulos que se perciben directamente y por consiguiente, requiere de algún tipo de memoria.

Podemos percibir la emoción en un rostro o discriminar los cambios de intensidad de la expresión de un rostro. Esto lo entendemos claramente con dolor. La persona que entra con un gesto de dolor o la que al realizar la palpación se acentúa. En estos conocimientos influyen la atención y la memoria.

Una de las características que marcan el desarrollo profesional de médico de familia es la atención continuada, tenemos la mayoría de veces memoria de rostro y gestos del paciente . Yo me he sorprendido al acertar el origen de un paciente, supongo por rasgos del rostro, al haber atendido a una población de agricultores es decir bastante endogamica, durante 10 años .Y digo supongo que es por rostro puesto que los elementos fonéticos son muy reveladores aunque no en este caso: Vino un paciente para hacerse una ecografia exploratoria, tres años después de ya no estar en la localidad agrícola diciendo que era de la ciudad donde ahora ejercía, yo le dije:¿ tu no eres de V. del Camino? , el paciente dijo que no, pero su abuelo y sus antepasados si. No es la primera vez que me pasa, todos percibimos más de lo que creemos.

Permitirme repetirme en relación a la captación de estímulos,  esto los médicos lo entendemos mejor con signos clínicos.

Pongamos el ejemplo  del caso clínico ” ojos de Gollum” el signo discriminatorio es una imagen .

Percepción imagen: exoftalmos ( unos perciben otros no dependerá atención)

Identificación de la imagen (depende  conocimiento y habilidad clínica  concretamos que tiene exoftalmos

.

Elaboramos hipótesis de causas de exoftalmos ( campo amplio, varias hipótesis ) .

Acotamos las probabilidades ( formación, uso algoritmos y guías de diagnostico)

Afectación o no visión, presencia de síntomas tiroideos o no, inflamación o no, evolucion en el tiempo aguda o cronica…

.

Metafóricamente aplicamos nuestro microscopio particular.

Acotamos el síntoma discriminativo: exoftalmos crónico sin signos tiroideos , ni afección ocular. ( evidencia clínica.

Nuevo planteamiento de hipótesis. Reducción y priorizacion de las mismas .

Valoración de pruebas…..

Se ha postulado que existe dentro del Sistema Nervioso Central: El sistema denominado Emoción I, que representa el estado de la homeostasis y la adaptación del sistema orgánico al entorno.
El sistema denominado Emoción II, que es el despliegue externo del estado del sistema neuroquímico, vía expresiones ritualizadas, las que ocurrirían solo en especies sociales y en aquellos aspectos esenciales para la supervivencia.
Y por último, el sistema denominado Emoción III, que constituye la experiencia directa del estado de ciertos sistemas neuroquímicos en la conciencia. Esto ocurre criaturas con capacidades cognitivas significativas que permiten al sistema cognitivo un rápido y claro acceso al estado actual de aspectos relevantes del sistema neuroquímico

El sistema Emoción II se observa a través de .conductas expresivas tales como expresiones faciales, expresiones vocales, gestos y posturas. Este sistema es claramente accesible a los demás, pero no tanto en sí mismo.

El sistema Emocional III, se expresa a través de autorreportes voluntarios de la experiencia subjetiva y a través de la conducta instrumental dirigida a una meta, que es motivada por las emociones. Este sistema es claramente accesible a sí mismo, pero no lo es para los demas.

En una tesis doctoral el hallazgo principal fue que la fuente de información disponible (información completa, el rostro, el cuerpo y la voz), influye sobre el desempeño de los sujetos en el reconocimiento de emociones en un contexto conversacional las emociones básicas de enojo, tristeza y alegría aparecieron con altas frecuencias, y fueron reconocidas consistente y sistemáticamente por los receptores. Las emociones de indiferencia, cariño, tranquilidad, desprecio y vergüenza fueron filmados con frecuencias variables pero no fueron reconocidas consistentemente receptores. El reconocimiento de estas emociones es muy importante a la hora de evaluar si la información que yo le estoy dando o las indicaciones van a ser seguidas por mi paciente.
Estos resultados confirman que las emociones básicas (alegría, tristeza, enojo, miedo y asco) serían las mejores reconocidas y es concordante con el concepto de emoción básica del modelo Neurocultural de Ekman (1993),

Prácticamente todas las teorías generales sobre las emociones consideran, ya sea de manera explícita o implícita, la íntima relación entre emoción, cognición y conducta, así como su vinculación con múltiples mecanismos neurológicos, muchas veces superpuestos, que los sustentan (Kolb, 2005).
El conocimiento de los fenómenos emocionales no debería ser excluido de la practica clínica dada su amplia vinculación con capacidades como la toma de decisiones, la adaptación del comportamiento a ambientes complejos y, en general, su influencia sobre el resto de funciones cognitivas.

Además, las respuestas emocionales engloban algunos de los procesos orgánicos que mejor reflejan la compleja interacción que ocurre entre componentes fisiológicos y cognitivos en la construcción del comportamiento integral del individuo.

La Organización Mundial de la Salud dice que debemos tener en cuenta respecto a la salud y bienestar de las personas: biológico, psicológico y social. Por tanto, seria deseable que cualquier médico clínico  conociese adecuadamente que precisa adquirir  habilidades para el  reconocimiento de las emociones propias y de su paciente y las tuviera en cuenta a la hora de prestar la mejor atención clínica integral posible a los pacientes.

Añadir ademas que en algunos estudios se ha corroborado que daños en la amígdala o en la corteza pre-frontal impiden el reconocimiento de reconocimiento de determinadas emociones, sobre todo las negativas.

Por lo tanto señores esto no es sólo literatura  aunque “en la literatura lo encuentre casi todo:

“En tus ojos mi rostro, en los míos el tuyo. En los rostros descansan los corazones fieles. ¿Dónde podríamos encontrar dos mejores hemisferios sin un norte definido, sin un occidente declinante? .. Tristan e Isolda .

Para terminar con dijo Groucho Marx :¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?

http://www.tesis.uchile.cl/tesis/uchile/2005/gonzalez_m/sources/gonzalez_m.pdf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s