Aproximación a la fauna y flora marina de Cabo Roig


Hay espacios muy cercanos que esconden tesoros vulnerables que la inconciencia y el consumo desmedido pueden destruir, conocerlos es primer paso para apreciar su belleza e implicarnos en su conservación. Gracias Federico por prestarnos tu mirada.

Aproximación a la fauna y flora marina de cabo roig.
Federico Abad Guillén

Este documento es una breve aproximación sobre los organismos que habitan en la extensión de terreno que se encuentra delimitada entre cala capitán y el comienzo del puerto deportivo de cabo roig, durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre del año 2020.

Las fotos recogidas en este Word han sido realizadas en apnea y con una cámara fujifilm xp140.

Toda la información recogida en las siguientes fichas ha sido sacada de mis observaciones, los conocimientos obtenidos durante la carrera y las guías sobre fauna y flora:

Bergbauer M, Berdbauer B, (2017). Fauna y flora del mar Mediterráneo. OMEGA

Louisy P, (2006), Guía de identificación de los peces marinos de Europa y del mediterráneo.OMEGA

Las calas de cabo roig.

Las calas de cabo roig, al igual que la mayoría de calas, están formadas por una plataforma rocosa semisumergida que da paso al agua. Desde el primer momento que nos encontramos en esa roca que ni si quiera se encuentra en el mar, estamos rodeado de vida y miles de especies. Conforme nos dirigimos a darnos nuestro ansiado baño del día, nos daremos cuenta de cómo la textura del suelo comienza a cambiar cuanto más nos acercamos al agua. Notaremos como el suelo pasa de ser rugoso y puntiagudo a una textura más lisa y resbaladiza, para posteriormente situarnos sobre el lecho de algas que ya no resbala. Durante todo este camino que realizamos en cuestión de segundos, hemos entrado en contacto con cientos de especies sin ni si quiera darnos cuenta. El suelo seco y puntiagudo es el hábitat de organismos artrópodos como la pulga de mar (Talitrus saltator), la Litorina neritoides, y una gran variedad de líquenes adaptados a la desecación. La cobertura deslizante de las rocas que tantos resbalones han causado no es más que cubiertas mucilaginosas formadas por microalgas y bacterias, con el objetivo de retener agua para el momento en el que baja la marea y deja esa zona sin humificar. Por último, el lecho seguro para nuestros pies, está formado por ejemplares de Padina pavonica, Ulva sp, Jania rubens, y todo un sinfín de algas que funcionan como alimento y refugio de cangrejos, gambas y tellinas. (Estos individuos son solo ejemplos de todos los animales y plantas que podemos encontrar)

Pequeños crustáceos de la plataforma oceánica

No nos percatamos de la biodiversidad que existe dentro de estos ambientes tan sencillos a simple vista y que ni si quiera se encuentran bajo el agua per se. Una vez nos sumergidos, la complejidad del ecosistema aumenta exponencialmente debido a todo el espacio vertical del que se dispone. Cadenas tróficas de hasta 6 eslabones se pueden encontrar en calas como las de la zona de Cabo Roig gracias a la composición de sus fondos. Sin indagar mucho en las propiedades físicas y químicas de la zona sumergida de estas bahías litorales, las peculiaridades de cabo roig son varias. En primer lugar cuenta con sedimento duro y compacto en varias extensiones del fondo, lo que supone un lugar de fijación para las larvas de animales sésiles, como pueden ser bivalvos, esponjas y poliquetos. Por otro lado los fondos blandos que intercalan el sustrato anterior, son el terreno perfecto para que las angiospermas marinas como Posidonia oceanica y Cymodocea nodosa, arraiguen y crezcan. Estas plantas (que no algas) son el alimento de muchos herbívoros, así como la guarida de una gran variedad de pequeños crustáceos, gasterópodos, anémonas e hidrozoos. Además, gracias a que la profundidad en rara ocasión sobrepasa los 20m y la luz incide correctamente, estas plantas realizan la fotosíntesis de manera óptima, oxigenando el agua y liberando O2 a todo el planeta.

Al combinarse esta serie de factores, se da pie a toda una serie de vistosos animales marinos, que sin más preámbulos mostraremos a continuación:

Acetabularia acetabulum

La Acetabularia es un alga unicelular de un tamaño macroscópico, es uno de los pocos organismos unicelulares que se puede observar a simple vista. Durante Mayo y Julio forra las rocas de las calas y las playas. Son, guardando las distancias, como pequeños girasoles submarinos.

El pulpo común (Octopus vulgaris)

El pulpo común o Octopus vulgaris es un animal relativamente común estas calas. Hace unos años no se veían tantos por aquí, pero gracias a las restricciones hacia la pesca deportiva y al descenso en el tráfico marítimo debido a la pandemia, este año era muy fácil encontrarlos. Suele vivir dentro de agujeros y cuevas que se forman en las rocas. Se suelen alimentar de noche, y por la mañana se mantienen sedentarios, camuflados en su guarida. Es fácil rastrearlos ya que, puesto que sus presas principales son bivalvos, gasterópodos y cangrejos, podemos encontrar restos de conchas o pinzas cerca de su escondite. Así que cuando se observa una concha de abalón en el fondo, probablemente haya un pulpo cerca.
Este cefalópodo cuenta con uno de los sistemas nerviosos más complejos del medio marino, así como un ojo invertido muy similar al de los humanos. Con sus 3 corazones y 9 cerebroides repartidos por su cuerpo, el pulpo controla de manera coordinada sus 8 patas de manera individual, así como las ventosas que en ellas se encuentran. La característica más llamativa del pulpo es sin duda su capacidad de mimetizarse con el entorno. Todavía no se conoce muy bien el proceso por el que es capaz de adaptar el color y la forma del lugar en que se encuentra. Repartidos por el cuerpo, este molusco posee una serie de células pigmentadas llamadas cromatóforos, que al liberarlos tiñen el cuerpo del animal. Lo que todavía no se sabe es si estas células las controla a su antojo, o es una respuesta automatizada de su organismo. Además no solo cambia el color sino la textura de su piel sin necesidad de observar si la roca es puntiaguda o lisa. El mimetismo de estos seres vivos es impresionante y su funcionamiento es todavía un enigma.
El hecho de tener uno de los sistemas nerviosos más evolucionados de todo el reino animal también trae consigo sus desventajas. El Octopus vulgaris, así como la mayoría de cefalópodos, percibe el dolor de manera mucho más intensa que el resto de invertebrados es por ello que el pescarlos y tras ello darle la vuelta a su cabeza como un calcetín es uno de las experiencias más dolorosas que probablemente existan entre los animales marinos y terrestres.
Los pulpos no suelen vivir más de 2 años, se reproducen una sola vez en su vida y mueren posteriormente. Una vez la hembra ha colocado la puesta, se queda protegiendo el agujero donde la haya dejado. Sin comer y sin apenas moverse, la futura madre se mantiene en alerta durante días, hasta que llegado el momento, exhausta, muere y ya no es capaz de proteger a su progenie. A pesar de la protección que asiste la madre, las puestas suelen terminar siendo devoradas por otros depredadores, es por ello que debemos no molestar a los pulpos durante las épocas de septiembre ya que si espantamos al ejemplar que está defendiendo la guarida, los huevos que tan bajo porcentaje de eclosión tienen, están siendo condenados a una muerte segura.

Ilustración : El ojo de un pulpo tiene los fotorreceptores en primer lugar. No posee conos ni bastones, sino rabdómeros.


Ilustración : Los pulpos son animales muy curiosos y en ocasiones pueden pasar estas cosas

La morena (Muraena helena)

Ilustración 5: La morena asomada en la cueva, lo que se observa pegado en la roca son esponjas y un hidrozoo.
La morena común, al contrario de lo que la gente suele pensar, no es un animal agresivo por naturaleza, más bien todo lo contrario. Son animales tranquilos, que descansan por el día dentro de guaridas a las que suelen volver, y que cazan de noche. Es por esta razón por la que las solemos ver con la cabeza asomada y sin moverse. El hecho de que abran la boca mientras realizan esta acción, no es una señal de amenaza. A pesar de que parezcan aterradoras, el abrir la boca es un mecanismo que utilizan para respirar. Al abrir la boca, el agua entra en contacto directo con las branquias, y el intercambio de oxígeno se realiza de forma más sencilla. Suelen ser bastante huidizas así que no hay que temerlas, aunque si se es paciente puede ser que se acerquen a curiosear como esta:

Aún así, hay que llevar cuidado y no molestarlas, son animales salvajes y pueden atacar en caso de verse en peligro.
Hasta este año no había visto ninguna por cabo roig, también es cierto que se suelen esconder bien y hasta este año no curioseaba mucho entre cuevas y rocas. Siempre que las he encontrado ha sido en días calmados y muy temprano por la mañana, y al principio me intimidaban con esa cara tan terrorífica, pero una vez comprendes que cuando las ves están exhaustas y tranquilas, se te quita el canguelo y empiezas a disfrutar de la visión de este ser no tan común.
Como dato curioso, la boca del monstruo de la película “alien” de Ridley Scott, está basado en la boca de la morena. La Muraena helena posee dentro de la faringe, otro par de mandíbulas que puede extender hacia fuera para agarrar a su presa con las mandíbulas exteriores y machacarla con las faríngeas, lo que le permite comer organismos de tamaño mayor al suyo.

El mero (Epinephelus marginatus)

Ilustración 7: Un mero adulto descansando sobre un lecho de algas.

El mero nace siempre como hembra. Tras 5 años se reproduce por primera vez, y en función de su tamaño, entorno hormonal y ambiente, se transforma en un macho y continúa creciendo. Esto quiere decir que si hay un número de hembras muy alto, una de ellas pasa a transformarse en un macho para fertilizarlas. Esto no anula la presencia de hembras de más de 5 años y de gran tamaño. Usualmente se suelen reunir muchas hembras en torno a un macho como si de un harem se tratara.


El mero es un animal que hasta este año tampoco había visto con tanta abundancia por las costas de Cabo Roig. No los suelo encontrar muy grandes ya que habrán desovado entre este año y el anterior. La teoría que tengo se basa en que debido al COVID, los meros que solían encontrarse en enclaves algo más profundos, se han desplazado hacia la costa debido al descenso del tráfico marítimo en las calas y playas de la zona. Supongo que habrán desovado hará uno o dos años porque el mero puede llegar a medir más de metro y medio y pesar hasta 70kg, y los que se ven por cabo roig no llegan a los 50cm. La verdad es que me consuela un poco de que esta etapa que a nosotros tanto nos está haciendo sufrir, suponga una nueva oportunidad para los seres que en algún momento poblaban las calas que tanto transitamos
Los ejemplares de Epinephelus marginatus suelen ser muy curiosos, y si guardamos las distancias, se quedarán observándote con cautela y curiosidad. No suelen huir muy lejos si son molestados, son muy territoriales y cuando eligen un sitio para vivir acorde a su tamaño, pueden pasar allí el resto de su vida.

Ilustración 8: Un pequeño mero viendo que ocurre en sus cercanías.

Las escorporas (Scorpaena porcus, Scorpaena scrofa y Scorpaena maderensis)

Las escorporas son peces de cabeza maciza y espinosa. Están llenas de jirones de piel por su cuerpo y tienen un camuflaje que hace que debido a su color y su textura, pasen por alto si uno no se fija con detenimiento. En más de una ocasión, cuando vas a apoyar la mano en una roca para mirar debajo de esta, en ese preciso punto en el que te vas a apoyar hay uno de estos peces, y te das cuenta de su presencia porque se mueven para no ser aplastados por tu mano. Hay que llevar cuidado en estas situaciones ya que se trata de un pez venenoso. Su picadura es muy dolorosa, y en caso de picar a un niño o a alguna persona alérgica, podría acabar en disgusto. Incluso cuando están muertas hay que llevar cuidado con la picadura, ya que el veneno permanece activo horas después.


Son de naturaleza tranquila y sedentaria, no se mueven mucho y tienen un metabolismo muy lento. A no ser que se les moleste mucho no se van a desplazar del lugar en el que se encuentran, es por ello que es facil pescarlas con arpón, o fotografiarlas (en el caso de que encuentres una).

Scorpaena porcus ,se diferencia porque no tiene barba y unos tentáculos encima de los ojos.
Scorpaena scrofa, esta tiene mayor número de jirones en la barbilla y es más rojiza, es la más grande de las tres.

Los días tranquilos se pueden observar a 2m de profundidad, o metidas en los agujeros que están en la plataforma que pisamos para acceder al agua.
Este año he podido ver muchísimas. Casi todos los días que he salido a bucear las he podido encontrar debajo de las rocas, metidas en agujeros, entre los lechos de posidonia. Hasta este año no había visto apenas, y supongo que es una buena señal de que por esta zona está aumentando la abundancia y la diversidad de especies.
La Posidonia oceánica.

La Posidonia oceanica, la famosa “alga” que siempre encontramos en las costas, y que por alguna razón tanto asco le da a la gente. Lejos de la realidad, la Posidonia es una planta, no una alga, está más emparentada a las margaritas y a los bananos que a las propias algas marinas. Esto se debe a que la Posidonia es una angiosperma, es decir, una planta floral. Posee una estructura con raíz, tallo, hojas y por extraño que parezca, flores (comúnmente llamadas olivas de mar). Lo que nos roza la espalda o el brazo mientras nos bañamos, no son más que hojas que se sueltan en los temporales, y que las corrientes traen hasta nosotros, así que la próxima vez que esto ocurra comparémoslo con las hojas que nos caen encima durante el otoño, y no con algo que nos da asco porque está mojado.
Cierto es que las acumulaciones de hojas y rizomas de posidonia (las bolas marrones), generan un olor desagradable cuando se descomponen en la costa, pero esto no es indicativo de algo malo o algo que haya que eliminar. El medio marino, por más que se intente, no es una piscina, es un ecosistema complejo que se autorregula a pesar de que intentemos modificarlo. Las acumulaciones de posidonia se denominan arribazones. Está demostrado que estos arribazones son esenciales para que la arena de la playa se mantenga en su sitio y no haya que estar rellenándola continuamente. Además sirve como alimento para artrópodos e insectos. Una vez vuelve al mar arrastrada por las olas, se termina de descomponer el carbono que la formaba pasa a estar disponible para el resto de organismos fotosintéticos.
No solo es una planta marina que oxigena la costa y cubre el lecho marino, las praderas de posidonia son un importante indicador ecológico. Un lecho con una pradera de posidonia sana equivale a una buena calidad de las aguas y por ende del ecosistema. Estas praderas sirven como refugio, alimento y sustrato de fijación de muchos peces, crustáceos, ascidias e hidrozoos. Es tanto un ser vivo como una fuente de vida, allí donde hay praderas sanas hay toda una diversidad de especies saludables.
Cabe a destacar que la Posidonia oceanica es una especie exclusiva del mar mediterráneo ya que está adaptada a la salinidad y temperatura por encima de la media que este posee. Crece 2cm al año, así que cuando encontramos ejemplares muy extensos y frondosos, es posible que sean individuos centenarios. Por tanto en lugar de quejarnos de que la playa este llena de “algas”, deberíamos estar agradecidos de poder presenciar uno de los seres vivos más cruciales para el funcionamiento de los ecosistemas mediterráneos.

             Ilustración 13: Labrus merula oculto en una pradera de posidonia.

El salmonete y la julia (Mulus surmuletus y Coris julis)

Ilustración 14: Salmonete acompañado de una Julia
El salmonete es un pez con cuerpo fusiforme de la familia mullidae. Su principal característica es la línea que recorre todo su cuerpo hasta el ojo y los barbillones al final de su boca. Estas barbas son órganos ultrasensibles que introduce en la arena para buscar comida, no son mera estética.
Por otro lado la julia es un pez alargado, más fino que el salmonete, y perteneciente a los lábridos. En las hembras la coloración es marrón con una línea horizontal verde-plateada que cruza todo su cuerpo, en los machos la coloración se vuelve rojiza y la línea verde.
Estos dos peces tan distintos he decidido ponerlos juntos ya que comparten un comportamiento muy curioso. A lo largo de mi estancia por las calas de cabo roig, siempre me percataba de que cada vez que había un salmonete alimentándose, había una julia a su lado, no fue hasta hace unos años que tras indagar en textos científicos empecé a comprender que ocurría. Cuando el salmonete encuentra comida en la arena con sus barbas, comienza a excavar con su boca en busca de ella. Mientras esto ocurre, normalmente una o dos julias se acercan y empiezan a comerse las partículas comestibles que el salmonete levanta al excavar. De esta manera el salmonete se encuentra más protegido debido a que un mayor número de individuos supone más probabilidades de que no le devoren, y las julias consiguen comida sin necesidad de gastar energía en buscarla. Se ha demostrado en experimentos en acuarios, que este comportamiento de la julia solo se lleva a cabo cuando hay un salmonete excavando, en caso de levantar una nube de sedimento de manera artificial, el Coris julis buscará durante unos segundos en la nube durante unos segundos, pero no tanto tiempo como en presencia de Mullus surmuletus.

            En las fotos  se observa el comportamiento descrito en el párrafo anterior.

Los blenios (Parablennius pilicornis)

Ilustración 16: Macho de Parablennius pilicornis protegiendo la guarida donde seguramente se encuentre su puesta.
Los blenios son esos pequeños peces saltarines que encontramos en las rocas, con una profundidad de un palmo de agua. Tienen labios carnosos, anténulas encima de los ojos y unos ojos separados que les hace tener una perpetua cara de embobados. Tienen fuertes aletas pectorales para desplazarse por las zonas húmedas no sumergidas. De esta manera saltan de una pocilla de agua a otra en busca de algas, pequeños crustáceos y larvas de moluscos.
Al ser peces tan pequeños, pertencen a un eslabon trófico muy bajo, lo que supone una gran variedad de depredadores. Entre estos se encuentran otros peces más grandes, aves limícolas, cangrejos y los niños con gambero. Por suerte cuentan con una agilidad y una capacidad reproductiva muy notable que compensa esta depredación
En función de la etapa de madurez en la que se encuentren, cambian de color. Cuando llegan a la madurez sexual, los machos atraen a las hembras con sus vivos colores, y estas depositan los huevos en la guarida del macho, el cual los fecundará y protegerá hasta que eclosionen o un depredador los devore.

La medusa huevo frito (Cotylorhiza tuberculata)

Ilustración 17: Ejemplar adulto de medusa huevo frito en las calas de Cabo Roig.
Hacia la medusa huevo frito tengo sentimientos encontrados. Recuerdo cuando era niño que había años en los que las playas y calas se llenaban de estos animales, y mis primos y hermanos jugaban a cogerlas y a sacarlas. Me fascinaba ver como las sacaban con las manos y las dejaban en la arena ya que pensaba que las medusas picaban y hacían daño. En ese momento el animal que tanto miedo me daba se convertía en una masa gelatinosa que yacía en el suelo inmóvil, a veces daban hasta pena. A pesar de ello me seguían aterrando cuando mis hermanos bromeaban con lanzármelas, o cuando alguien decía que había visto alguna cerca. Las odiaba, y no comprendía por qué de repente salían tantas en alguna semana del año.
A día de hoy conozco mucho más sobre estos organismos que en mi niñez. Ahora sé que las hordas de medusas que asolaban mis queridas calas se denominan “blooms”. Estos fenómenos naturales se producen generalmente en el zooplancton gelatinoso cuando las condiciones del medio son propicias para ellos. Cuando la materia orgánica aumenta en la costa, al haber muchos nutrientes, las algas fitoplanctonicas crecen de manera exponencial ya que ni el espacio ni el alimento les limita. Estas sirven de alimento a las medusas filtradoras como la Cotylorhiza tuberculata, que al tener una fuente de comida ilimitada crecen de la misma manera. El calentamiento de las aguas también supone una ayuda en la capacidad reproductiva de esta especie. Cuando estos factores (y otros que aún no se conocen con certeza) se dan a la vez en una misma época del año, ocurre esta proliferación de la especie que invade las costas en verano. Es un suceso que ocurre de manera semicíclica y que dura pocas semanas ya que al acabar el alimento y las buenas condiciones, la medusa huevo frito comienza a morir en masa.
Por último, la Cotylorhiza tuberculata, se puede coger con la mano desnuda porque apenas posee células urticantes en su velo. Tiene las suficientes como para paralizar a los pequeños crustáceos y microalgas móviles que se va encontrando mientras vagan por la costa mientras se dejan llevar por las corrientes. Son filtradoras y por eso no necesitan más capacidad urticante. Además son uno de los pocos animales que también realiza la fotosíntesis. La parte superior por la que se le llama “medusa huevo frito” está llena de algas simbiontes llamadas zooxantelas. Estas realizan la fotosíntesis cuando les da la luz y le donan gran parte de la energía a su huésped. Esto las convierte en animales mixótrofos, pueden utilizar materia orgánica y luz para obtener energía.
Desprecié estas medusas hasta que un día me armé de valor y cogí una con las manos, yo solo. A partir de entonces, la medusa a la que tanto temía, no volvía a ser más que una masa gelatinosa e impotente en mis manos, sin capacidad alguna de dañarme. En ese momento comprendí que igual había estado equivocado todo este tiempo, y que la única manera de no temer a la fauna que me rodeaba era saber cómo se comportaban y cómo funcionaban.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s